Es posible que alguna vez nos hayamos encontrado en esta especie de encrucijada, tenemos una idea que, a simple vista puede parecer ingeniosa, algo de lo que podemos exprimir y obtener ciertos beneficios, pero al mismo tiempo le otorgamos cierta duda, no hay una certeza que permita poder meternos de cabeza en este proyecto.  Esto puede sucedernos tanto en nuestra vida cotidiana, como en la vida profesional.

 Ahora, cuando se trata de negocios, sin que es cierto que este tipo de incertidumbres son mucho mas recurrentes, pese a esto, tenemos determinadas herramientas que nos permiten poner a prueba nuestras ideas, seguramente los resultados de estas pruebas no pueden determinar si una idea puede ser exitosa o no, pero nos darán muy buenas pistas de una idea que pueda ser realizable y que pueda ser sostenible.

De eso vamos a hablar en este artículo, de las formas como podemos revisar nuestra idea de negocio, hablando en términos de negocios online, te mostraremos como verificar si tu idea puede tener un publico interesado, si puede ser viable y si vale la pena dedicarle tiempo y esfuerzo.

 Análisis interno

Vamos a comenzar por lo fundamental, para ello será necesario que construyas un cuestionario en el que pongas en evidencia elementos como la motivación, las capacidades, las aptitudes, inclusive los mismos afectos y lazos afectivos que puede generar esta idea de negocio.  Es muy importante poder reconocer esto, porque las buenas ideas mas de que de una necesidad, parten de una emoción positiva.

Estudios externos

En un segundo momento necesitarás reconocer el tipo de impacto que puede tener tu idea en el publico en general, la mayoría de las veces, los nuevos emprendedores comienzan por indagar entre sus amigos o familiares, esto a pesar de que te puede dar alguna idea, no es necesariamente cien por ciento efectivo, en parte porque no lograríamos una objetividad plena.

Para ello debemos recurrir a otras herramientas que nos permitirán realizar sondeos  y encuestas a personas que sean ajenas a tus círculos mas cercanos.  De hecho, si quieres obtener resultados mucho mas objetivos y dirigidos hacia tu producto, puedes realizar estos sondeos a una población que consuma productos similares a los que piensas vender.

 Ejemplos de estas herramientas las puedes encontrar en internet, por ejemplo SurveyMonkey o los mismos formularios de Google, con estas puedes crear encuestas simples, las cuales puedes enviar a través de email, la web o las redes sociales, con el fin de obtener datos e información que pueda ser relevante para tu proyecto.

Utiliza Google Trends

 Como la idea la buscamos desarrollar a través de un negocio online, sin lugar a dudas la herramienta que es casi que obligatoria es Google Trends.  A través de esta herramienta podrás conocer cuales son las tendencias en cuanto a búsqueda en internet, puedes determinar cuales son las palabras que son mas frecuentes en los registros de búsquedas, inclusive puedes comparar las tendencias relacionadas con tus productos, con otros productos que puedes ser competidores, o con productos que puedes ser sustitutos.  Estos resultados no te van a dar una idea precisa de cual puede ser el editor de tu idea, pero seguramente tendras una muy buena perspectiva de la viabilidad de esta.

 Evalúa tu capacidad emprendedora

Tal ves podríamos poner este tipo de prueba con mas anterioridad, porque de hecho, es una muy buena pregunta que puede hacerse a la par con la idea, por ejemplo sobre las capacidades empresariales o de emprendimiento para llevar a cabo la idea.  Recordemos que para poder ser un emprendedor de éxito, es necesario tener ciertas aptitudes como son, la creatividad, la innovación, una mente abierta a identificar una oportunidad de negocio y sobre todo una persona que no tiene miedo a a asumir ciertos riesgos.

Participa de eventos relacionados con negocios

Puedes aprovechar el participar en este tipo de ventas para dos cosas, en primer lugar para empaparte mucho mas en información de los tópicos de nuestro interés, y por otro lado, porque podrás comenzar a expandir tu red de contactos, los contactos te permitirán conocer otras experiencias, revisar sus aciertos y fallos, encontrar oportunidades de negocios, productos etc., en fin, se trata de enriquecer mucho los elementos que utilizarás a la hora de buscar y desarrollar tu idea de negocio.

Para finalizar, materializar una idea de negocio es un proceso que parte de cierta introspección, hacia una revisión de nuestro entorno siempre en relación con la posibilidad de desarrollo de la idea, si haz logrado evaluar todos estos aspectos y estas a gusto con los resultados lánzate y comienza a poner en marcha tu proyecto.

consejos sobre:

centromedien.com